TX Nefario - шаблон joomla Форекс
Items filtered by date: January 2016

Mintrabajo ya comenzó a visitar las empresas para verificar los adelantos en materia de la implementación del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST).

Un inspector laboral es enviado por Mintrabajo a verificar los avances en SST

A través de una carta, que ya ha sido enviada a varios gerentes, Mintrabajo anuncia que enviará a un inspector laboral a cada entidad.

Según la misiva del Ministerio de Trabajo, el motivo de la visita es solicitar la “presentación de los adelantos en el diseño y ejecución del SG-SST”. También indican que la organización debe mostrar “los documentos y las evidencias que a la fecha lleva en el diseño y ejecución del SG-SST”.

La comunicación aclara que la visita tiene una duración de dos horas y que es de carácter obligatorio.

La visita debe atenderse en las instalaciones de la empresa y tiene que contar con la participación de un representante de la organización o por el encargado de seguridad y salud en el trabajo.

Aspectos a inspeccionar

Según la comunicación enviada por el Ministerio de Trabajo, el inspector encargado de realizar la visita verificará varios aspectos relacionados con la implementación de lo consagrado en el Decreto 1072 de 2015.

Entre los ítems que son objeto de revisión, están los siguientes:

  • Planificación
  • Objetivos del sistema
  • Estructura
  • Implementación y operación
  • Verificación y evaluación
  • Revisión por la gerencia

En total son 15 puntos a examinar. Algunos de ellos han causado confusión, ya que se remiten a disposiciones anteriores al Decreto 1072 de 2015. El Ministerio de Trabajo aún no aclara por qué razón los incluyó.

Inspecciones tempranas

La notificación de que las visitas de inspección del Ministerio de Trabajo ya comenzaron a realizarse ha causado gran preocupación entre los empresarios. Máxime si se toma en cuenta que todos esperaban tener esas inspecciones solo después de que se cumplieran los plazos para la implementación del SG-SST.

Recordemos que los plazos para llevar a cabo este proceso son los siguientes:

  • Para empresas de menos de 10 empleados: 18 meses, que se cumplen el 31 de enero de 2016
  • Para empresas de 10 a 200 trabajadores: 24 meses, que se cumplen el 31 de julio de 2016
  • Para empresas de más de 200 trabajadores, 30 meses, que se cumplen el 31 de enero de 2017.

Sin embargo, el Ministerio de Trabajo ha decidido realizar inspecciones tempranamente. Es probable que esta medida se haya tomado para prevenir los efectos de la pésima cultura de “última hora”, que predomina en muchas organizaciones.

Implementar el SG-SST es un proceso complejo, que exige tiempo. Aún así, es probable que algunos empresarios sigan pensando que se trata de un “proceso de papel” y que podrán ponerse al día en el último minuto.

Con estas inspecciones, el Ministerio está recordándoles a los empresarios que las cosas han cambiado. Ya no estamos en las épocas en las que la seguridad y la salud en el trabajo eran una carpeta con documentos. Todo lo contrario: el tema se ha convertido en una gran prioridad dentro del sector trabajo.

Cuidado con las sanciones de Mintrabajo

La carta enviada por el Ministerio de Trabajo reitera que “El incumplimiento del diseño e implementación del SG-SST Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, genera multas sucesivas y hasta el cierre de la empresa”.

En otras palabras, el Ministerio está lanzando una voz de alerta a todo el empresariado colombiano. Hay una voluntad clara de hacer cumplir las nuevas normas y ya se han puesto manos a la obra en ese cometido.

Al parecer, las empresas están siendo elegidas al azar. Pero no se debe olvidar que cualquier trabajador y, de hecho, cualquier persona, puede solicitar al Ministerio que inspeccione una organización, si tiene razones para pensar que no está cumpliendo con las normas consignadas en el Decreto 1072 de 2015.

La única forma de evitar posibles multas, y hasta el cierre de la empresa, es ponerse al día en la implementación del SG-SST. Esto requiere un tiempo prudencial y aplica para TODAS las empresas: grandes, medianas y pequeñas.

 

Fuente: safetya.co

Published in Blog

La Sala Laboral del alto tribunal ordenó el pago de una indemnización a una empleada a quien se le diagnosticó Síndrome el Túnel Carpiano.

Empleadores deben garantizar la preservación de la salud de sus empleados: Corte Suprema

La Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia ordenó el pago de una indemnización por los perjuicios ocasionados a la operaría de una empresa procesadora de pescado, cuyas labores le causaron incapacidad laboral tras ser diagnosticada con el Síndrome del Túnel Carpiano.

El alto tribunal determinó que la empresa no implementó a tiempo un protocolo que señalaba la necesidad de reducir los riesgos en la salud de los trabajadores con restricciones laborales, exámenes complementarios, ejercicios terapéuticos y capacitaciones.

Esto pese a que la actividad de la entonces operaria de limpieza y empaque de pescado, así como la de otras personas, comportaba una exposición evidente debido a la repetición continua del movimiento de manos y muñecas, durante jornadas diarias de entre 10 y 12 horas, con solo 40 minutos de reposo al día.

 

 

“En verdad, no podía sostenerse que la empresa en la que efectivamente la actora prestó sus servicios, hubiera puesto en práctica las mínimas medidas de seguridad para evitar el deterioro en la salud de los trabajadores, pues el hecho de que tal protocolo existiera, no exoneraba a la demandada de concretarlo realmente, pues solo así podría predicarse el cumplimiento del deber que le asiste de proveer salud y seguridad para los trabajadores”, precisa la decisión.

La Corte Suprema aceptó los argumentos de la empleada quien manifestó que se le debía indemnizar como consecuencia de la enfermedad profesional denominada síndrome del túnel carpiano ocasionada por culpa del empleador, quien no cumplió las obligaciones de realizar acciones preventivas tendientes a evitar la enfermedad profesional,suministrarle los equipos y herramientas necesarias, ni mejorar las condiciones del lugar de trabajo.

“Cabe señalar que la empresa insistió en que el programa de salud ocupacional llevaba implementándose desde hacía más de 6 años, el análisis de puesto de trabajo, efectuado por el Instituto de Seguro Social da cuenta de que, por el contrario solo existían dos periodos de descanso de 10 minutos en la mañana y de 30 en la tarde, no obstante el horario podía llegar a extenderse a 12 horas, tiempo en el cual se mantenía la misma labor, sin que pese al alto riesgo de la labor se hubieran implementado medidas de control”, sostiene la decisión.

La sentencia señala que pese a que en los contratos que suscribió la demandante queda constancia de que lo hizo con una empresa de suministro de personal, no es posible predicar cosa distinta al encubrimiento de una verdadera relación laboral. “(…) Desde enero de 1997 y hasta el 30 de diciembre de 2004, (la demandante) efectuó la misma labor, en las mismas instalaciones, y bajo continuada subordinación, de ahí que corresponde a la empresa (demandada) asumir el pago de la indemnización plena de perjuicios (…)”.

fuente: El tiempo.com

Published in Blog

Este es el rénder de Puerto Antioquia, que tendrá un viaducto de 4,2 km que conectará el muelle en el mar con el puerto en tierra.

En Córdoba, Antioquia y Buenaventura se construirán terminales marítimos modernos.

La infraestructura portuaria marítima del país se ampliará con tres nuevos terminales que la Agencia nacional de Infraestructura (ANI) espera concesionar este año.

En los trámites finales para las contrataciones se hallan los futuros puertos Graneles del Golfo, que se construirá en el golfo de Morrosquillo, frente a San Antero (Córdoba); Puerto Bahía, más conocido como Puerto Antioquia, que se levantará en el golfo de Urabá, en Turbo; y Puerto Solo, en la bahía de Buenaventura, anunció el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade.

 
 

 

Estos puertos se sumarán a los 56 concesionados por la Agencia. Estos, entre enero y septiembre del 2015, movieron 149.673 millones de toneladas de carga, un 7,9 por ciento más frente a igual periodo del 2014, cuando se contabilizaron 138.735 millones, según la Superintendencia de Puertos y Transporte.

Las sociedades portuarias proponentes de los tres puertos nuevos invertirán más de 1,5 billones de pesos en la construcción de instalaciones modernas, altas tecnologías y equipos (como grúas pórtico) de alta capacidad con los cuales se proponen mover 10,5 millones de toneladas de carga.

La infraestructura portuaria viene modernizándose a pasos agigantados, para ser competitiva frente a los demás puertos latinoamericanos.

De hecho, entre el 2010 y el 2015, las inversiones en infraestructura portuaria marcaron un hito histórico: 2.200 millones de dólares (más de 7,2 billones de pesos), de acuerdo con los reportes de la ANI.

Los tres terminales marítimos que iniciarían obras en este 2016 se han anunciado desde hace más de cinco años. Pero aun cuando tienen el visto bueno de la ANI, se han presentado demoras en la firma de estas concesiones, por no tener la licencia ambiental actualizada.

Excepto Graneles del Golfo, que ya cuenta con la citada licencia y la ANI le otorgó la concesión el pasado diciembre, los otros dos proyectos (Puerto Bahía o Antioquia y Puerto Solo) carecen de la nueva autorización ambiental exigida para que ANI les otorgue la concesión definitiva.

Es de aclarar que estos dos últimos proyectos de puertos tenían una licencia ambiental tramitada, pero necesitan obtener una nueva o modificada.

Lo anterior a raíz de que el grupo empresarial que adquirió la sociedad portuaria que impulsa los dos citados proyectos de terminales marítimos hizo modificaciones a los diseños de los puertos y amplió las áreas de operación. Son cambios que exigen la tramitación de una nueva licencia, indicaron fuentes oficiales.

El grupo empresarial Puertos Inversiones y Obras (Pio SAS), que ha entrado a administrar el desarrollo de la Sociedad Portuaria Puerto Bahía Colombia de Urabá y es dueña de los dos proyectos, ya presentó las correspondientes solicitudes de modificación de las licencias. Se espera que antes de finalizar el primer semestre estas puedan ser expedidas, indicaron las autoridades consultadas.

Los nuevos proyectos

El puerto que arrancará primero a hacer las obras será Graneles del Golfo, perteneciente a la Sociedad Portuaria Graneles del Golfo S.A., que se notificará esta semana de la concesión otorgada a 20 años por la ANI.

Las inversiones previstas en la construcción y dotación de este terminal ascienden a 22,6 millones de dólares (alrededor de 72.000 millones de pesos), solo en las áreas de servicio público. Las obras durarán dos años.

Ocupará un área de 6.050 metros cuadrados en el mar (infraestructura sobre el espejo de agua) y 1.342 metros cuadrados en tierra.

Será un puerto multipropósito, que movilizará inicialmente 960.000 toneladas de carga y progresivamente aumentará hasta llegar máximo a 1’480.000 toneladas anuales de graneles sólidos como granos, cereales, cobre concentrado, minerales distintos al carbón, acero y clínker, un insumo para fabricar cemento).

Este terminal entra a diversificar la operación marítima en el golfo de Morrosquillo, donde funcionan cuatro puertos que concentran sus operaciones con el movimiento de hidrocarburos como el petróleo.

Esta sociedad portuaria como contraprestación por la concesión le girará a la Nación 10.500 millones de pesos.

El terminal en Urabá

El grupo empresarial Píos propuso a la ANI mover por puerto Antioquia 4,9 millones de toneladas de carga anual. Ahora indica que serían 7,5 millones de toneladas al año.

Este será un terminal monopropósito que busca movilizar contenedores, graneles, carga general y vehículos. Pero también hay interés de mover por este terminal banano, que es lo que más produce (90 por ciento) y exporta esta región.

La infraestructura se planea construir en tres años, en dos fases, con inversiones que (para la primera etapa) ascenderán a 400 millones de dólares (cerca de 1,2 billones de pesos) en terrenos públicos y privados.

Este nuevo puerto será de grandes dimensiones, por cuanto se proyectan obras como la construcción de un viaducto de 4,2 kilómetros que conectará el muelle en el mar con el puerto en tierra.

El viaducto de doble vía para que camiones lleven los contenedores hasta el muelle en el mar tendrá profundidades de 14 metros, para que puedan atracar barcos de gran calado que transitan por el canal de Panamá. Incluso, se prevé que por este puerto podrán pasar los megabuques que arribarán a las nuevas esclusas del canal panameño.

Para la construcción de este puerto, cinco consorcios ya han presentado ofertas.

Puerto Antioquia tiene la importancia que le dará a esta región mayor movilidad a la carga portuaria y será una nueva alternativa para darle salida al transporte de productos que provienen del sur y del centro del país, de acuerdo con promotores de este proyecto.

El complejo del sur

El terminal propuesto en la bahía de Buenaventura (Puerto Solo) lo administrará también el grupo empresarial Pio y se construirá en terrenos vecinos al puerto de la Sociedad Portuaria Terminal de Contenedores de Buenaventura Tcbuen S.A. (TCbuen).

Puerto Solo está planteado como un complejo portuario.

Por un lado, será un terminal multipropósito, que moverá contenedores y carga general (1’600.000 toneladas de carga).

Por otro, en los terrenos construirán otros cuatro terminales, así: uno para hidrocarburos líquidos, como petróleo, gasolina, etanol y búnker, este último para abastecer a los 1.600 buques que llegan al año a Buenaventura; otro, para el gas licuado del petróleo (GLP), que sirva para exportar excedentes; un tercer terminal será para gas natural licuado (GNL), que se utilizará luego en una planta térmica para generar energía, dado los desabastecimientos de este servicio que hay en el sur del país. Y habrá un cuarto terminal para la generación de energía (con la planta térmica a gas), según informa la empresa en su página web.

La estructura estaba planteada para ocupar 150 hectáreas. Sin embargo, por las modificaciones hechas al diseño del proyecto, la extensión definitiva se sabrá según lo que autorice la nueva licencia ambiental que se tramita.

Las inversiones en este puerto ascienden a 83 millones de dólares (alrededor de 250.000 millones de pesos), solamente en áreas públicas, sin contar costos como el de la nueva térmica a gas.

El desarrollo de la infraestructura portuaria no para aquí, con las tres terminales que arrancarían obras este año. En la ANI se encuentran en fila otras 15 solicitudes de concesión –que no saldrían este año– para hacer terminales en diferentes puntos del país y cuyas inversiones superan los 3 billones de pesos.

Fuente: El Tiempo.com 

 

Published in Blog